Patiños, Twitters y otras nimiedades

13 Mar

La explanada donde hago conos. Al fondo Notre Damme. Gracias infinitas por la foto Andrea! :)

Aunque no hay nada interesante que contar hagamos un poco de promo a ver si cuela:

– Lidia se topó con la persona más prepotente, vanidosa, idiota y “!|@#∞ desde su llegada a París!!!
– Por fin cayó en las redes de esa red social con la que dicen se pueden predecir los movimientos en la bolsa y que tenía a Enjuto anonadado!!! Twitter, follower, twitter, follower..
– Y sólamente HOY: si eres capaz de leer esta megaentrada, tendrás premio seguro!

Y es que amiguitos, tras la calma de unas vacaciones apacibles de la semana blanca francesa, vino la tormenta: un dossier a maquetar y 2 exámenes sin tocar en 3 días. No es que fuese algo para morirse, pero entre querer aprovisionarme bien de comida rica, abracitos de sofá y mamá (manta included, of course), paseitos por mi ya “casi” pueblo… No pisaba el mundo cibernético más que lo justito. Y bueno, el después desastroso de los examenes (que Dios reparta suerte, y mucha para mí) tampoco ha hecho que me apeteciese escribir.

Quizá no lo hayáis notado, pero he empezado a dividir los post por categorías para que sea más facil encontrar las cosas :)
También he actualizado el mapa de Google maps y he comenzado a insertarle fotos.
Y aunque no me guste del todo, me he hecho un twitter para el blogggg. Estoy pensando en expandir un poco el blog a algo más que mis fieles amiguitos, quizá sea buen comienzo el twitter. Total, si Buenafuente ha aprendido a usarlo, no será tan difícil!

La cara sur de Gredos, región de La Vera

Una Patiño en París
La semana empezó con una ciudad que parecía haber cambiado en mi ausencia de temperatura templada y cielos sin una nube, pero sólo fue hasta que acabé la uni el viernes. Sí, algunos viernes estamos teniendo clase para recuperar la ausencia del profe. Nos dijo que daríamos la clase en otro campus, llamémoslo campus nº2, o eso entendimos mi compi Héctor y yo. Lo encontré sólo gracias a que a un profesor le llamó un alumno desde el otro extremo de la calle, porque no estaba nada indicado. Metimos la nariz en cada una de las aulas y decidimos ir a secretaría a preguntar dónde era.
Lo primero que dijo la amable mujer fue que no tenía sentido intentar llegar a clase con 45 minutos de retraso, y que ya nos había visto dar vueltas por el patio mientras yo me comía un sandwich (sonrisa malévola aquí). Me pilló descolocá lo del sandwich y me pregunté si habría entendido bien nuestra pregunta, y yo su respuesta.
Lo segundo que dijo fue que cómo se nos ocurría salir de casa sin saber dónde era la clase, ni con qué profesor, y llegar tarde; a lo que contestamos amablemente que era una clase extraordinaria y era con Pepito Pérez (cosa que ya le habíamos dicho).
No me apetecía explicarle que en ningún mapa ni web ponía dónde narices se encuentra el campus de las …… Se puso a buscar en sus horarios diciendo que no salía nada, la repetimos que eramos del programa de clases en inglés y ella a su bola. Empezamos a sospechar que nos habríamos equivocado e intentamos irnos, pero la mujer insistía en ponerse en contacto con nuestro responsable de clases (WTF???) y le dijimos (por si no lo había notado) que éramos erasmus, pero le dio igual. Consiguió reternos más tiempo mientras buscaba el contacto de no se quién y Héctor y yo ya nos mirábamos cargados de odio por la hostilidad y mala educación escondida entre tantas buenas formas, y desesperados por la pérdida de tiempo. Me estaban cabreando tanto sus respuestas que llegó un momento en que decidí irme diciendo un par de veces “Merci beaucoup, bonjournée”.
Juro que hacía AÑOS que no me topaba con una persona tan estúpida, de las que te atacan los nervios. La última fue la Comadreja en el insti, y en la uni la de Lenguaje Publicitario, así que imagináos..
Fuimos al campus 1, que no quedaba muy lejos, miramos el horario y descubrimos que era en el campus 3, a medio camino entre los dos que habíamos estado.
Entramos 1.30h tarde a clase con el descojone de algunos compañeros y a 10 minutos del break. Luego se lo explicamos al profe, pero lo guay de estar en un école megacool es que los profes son muy majetes y ni si quiera le molestó que llegásemos a media clase.

Y ahora, si me permitís, voy a subirme a la azotea a bailar la danza de la no-lluvia cual no-Ted Mosby para que mañana pueda coger la bici y terminar la entrada a medias del Promenade Plantée que al fin AL FIN encontré.

Si has terminado de leer la entrada, aquí tienes tu premio!
Disfrútalo en bucle infinito…iiiito…iiito…iito..ito!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: