Doble vuelta a la realidad

4 Nov


Procedo a terminar la experiencia de la primera toma de contacto con la “realidad”. Es curioso que me siga pareciendo que ésta sea la vida en España, cuando en realidad es al contrario.
Tomé el tren para ir a mi pequeña y querida Ávila, tras casi un año sin usarlo. Si lo que queréis es disfrutar de la vista, os lo recomiendo frente al bus. Es una pasada el paisaje y estás tooodo el trayecto atravesando el campo, alejado de carreteras (o casi). Como me persiguieron el viento y la lluvia parisinos, estaba todo precioso por el otoño.
Desde que empecé la uni, siempre que voy en tren me fijo en un mismo sitio en medio de la nada. Es realmente fugaz y siempre pensé que fotografiarlo era imposible. Pero hélo aquí! No pude ocultar mi alegría al conseguirlo, y creo que los señores de en frente me miraron un poco raro xD.
Es una pequeña charca con una encina diminuta sobre una roca en medio. Según la época del año puedes verla más o menos llena, y si tienes suerte, con unos cuantos patos. Pero hay que saber verla. Es como un oasis en medio de ningún sitio, y creo que casi nadie se fija en esos 3 segundos de rinconcito secreto. Me alegró muchísimo comprobar que seguía allí :)
El resto del finde consistió básicamente en sobrealimentarme con ricas especialidades mami-yayiles, buñuelos y huesitos de santo :D
Curiosamente por primera vez no volví cargadísima de comida, lo que me decepcionó un poco, pero con tantas horas de viaje por delante era normal… Pero no faltó un pequeño suministro de jamoncito ibérico, queso curado de cabra y huesitos de santo :P
Comprobé con cierta resignación lo que ya sabía: que París me ha engordado un poco; y que necesito apuntarme a algo de actividad física ya, o me dará algo; ya que los patines son poco usables con el suelo mojado y no tengo ni hockey ni clases, y sólo hago algo de slalom por mi cuenta :/ De la semana que viene no pasa!
Me tocó volver unas cuantas horas antes del vuelo a Madrid pero no se me hizo largo… echaba de menos mirar por las ventanas y simplemente pensar. Necesitaba este viaje para estar conmigo en mi pequeña burbuja sin cosas que hacer más que las que me apetecían ni tener que pensar en otro idioma. Y aunque vaya a dejar una asignatura que espero poder cogerme el siguiente semestre porque me es imposible ponerme al día, en cierto modo lo necesitaba para centrarme. Es como si hubiese cerrado el capítulo de la instalación y ya pudiese comenzar a hacer mi vida totalmente en París.
Pero no os preocupéis, que en mes y medio estoy allí. Voy a adelantar mi avión una semanita antes para Navidades :)
El vuelo de la mariposa. Papillon.

Mañana examen de E-business!
Y a partir de ahora actualización diaria casi casi!
Bon jeudi!

Anuncios

2 comentarios to “Doble vuelta a la realidad”

  1. Minguez 4 noviembre, 2010 a 19:37 #

    =D hay q ver las cosas en q t fijas, yo cuando viajo en tren/bus voy demasiado empanado o leyendo algo XD
    en navidades nos vemos then! XD

  2. David 6 noviembre, 2010 a 0:16 #

    No eres la única que se ha fijado en esa charquita ;) Debe de ser cosa de familia :DDD

    Un besazo sis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: