Día 293. C’est fini.

29 Jun


Pues sí. Ha llegado. Suena estúpido decir que parecía imposible, que creía que nunca llegaría; pero es la verdad. La última semana ha sido la semana de las últimas cosas, de las despedidas conscientes a la ciudad , pero también la de despedirme de cosas sin saber que esa era nuestra última vez. Lo mismo ha sucedido con la gente; como siempre, hay algunos que sospechas que no volverás a ver antes de irte, y otros que te hacen llorar a moco tendido recorriendo las calles pensando una sola cosa: Se ha acabado. Miradas de pena, manos cogidas con lágrimas contenidas, abrazos eternos y promesas, sobretodo promesas llenas de esperanzas futuras.

Esperanza y a la vez desolación. Al contrario que el 90% de Erasmus, este era mi 4º año fuera de casa; por lo que no he compartido muchas cosas que se viven cuando sales de casa por primera vez. Sin embargo, esto no ha que mis lazos con aquellos elegidos de entre tantos nombres que olvidé sean aún más fuertes. Más fuertes si cabe que los forjados en Madriz. Porque si hay algo que te da esta experiencia, y no cualquier otra, es algo que buscamos toda la vida: familia. Aquí he tenido mi familia. Una familia creada poco a poco. Una familia pequeñita. Pero esa familia que te hace querer quedarte aquí y ahora para siempre. Todos fuimos “despojados” e nuestros respectivos entornos, de nuestras vidas, de nuestras rutinas; y empezamos a la vez a tener que forjar unas nuevas. Y es ahí, precisamente por eso que hay una unión mágica, especial, que nunca jamás desaparecerá. Aunque no nos veamos, bastará con mirarse y sentirlo.

Porque todos hemos crecido un poco más, algunos en unos sentidos, otros en otros. Hemos ganado experiencia. Hemos aprendido a apreciar las cosas buenas de dos países a la vez que odiábamos sus respectivos defectos.

Así que siendo consciente de que París seguirá viendo familias de italianos, españoles, alemanes y franceses; pero nunca la misma, nunca la mía; me marcho. Cargada de esperanzas porque nuestra familia vuelva a unirse antes o después; pero profundamente triste porque la seguridad de estar unidos aquí y ahora se rompe.

París ha sido una ciudad muy puta, y como tal siempre la querré por lo que es, con sus cosas buenas y sus cosas malas, todo lo que te hace querer irte y todo lo que te hace querer volver a vivir aquí rompiendo las frases de meses atrás.

Así que se despide igual que como empezó, lloviendo porque estoy triste como siempre que me despido. Ya habrá tiempo de hacer un balance más optimista.

Se acabó mi Lost in Translation particular. París te amodio. À bientôt chère.

Anuncios

Que viene que viene…

15 Jun

Ya está aquí. Ha llegado. El mes que nunca creí que llegaría en Septiembre y el que llevo temiendo medio Erasmus. No sólo ha llegado, sino que ha arrasado con los días y me planta ya en su mitad sin vergüenza ninguna. Será desconsiderado…

Han pasado tantas cosas que incluso pensar en el soleado y caluroso mayo se me hace extraño. Desde primeros de mes parece que ha vuelto el maldito y odioso otoño, y todos cruzamos los dedos cada día porque el cielo gris y lluvioso vuelva a pirarse tan pronto como volvió; más por no querer hacer aún más dramático si cabe el final que porque realmente nos impida hacer nuestra vida.

Empezar el mes haciendo turismo me ayudó a ignorar el shock de “dios mío, es junio”.Por fin vino mi hermanito, como regalo de cumple anticipado, y por fin pude compartir con él intensamente muchas cosas que le contaba por mail o por aquí; cosas que me apasionan y que odio de París; empapándole un poco de lo que es un Erasmus e incluso de esos momentos para acabar el día de cenas y pelis, birras y risas, en familia carnal y en familia parisina.

Y también “por fin” llegó mi cumple, y con ellos algunos de mis abulenses, con regalitos frikis y la paz de la amistad sin más :)
Así que tanto turismo me ha mantenido más que entretenida y agotada durante unos intensos y largos quince días.

Como digo, pasó MI 12 de junio y como ya es habitual, lo pasé comiendo con mis 4 gatos preferidos (a falta de muchos que no pudieron estar), y disfruté de regalitos tan memorables como una versión de “Lisa hoy es tu cumple” o un Cd de Grandes Éxitos Mañaneros Entre Colocs :D Gracias gracias y gracias otra vez!!

Mis ánimos universitarios ya están más que enterrados y sólo tengo unas ganas ansiosas de acabar de tener 1 día de clase por semana; aunque lamentable eso supondrá que cuando termine, terminará también esta aventura; ya que acabo mi último examen media hora antes de montarme en el tren a Ginebra.

Si el mes pasado idealizaba conscientemente todo lo que rodeaba (la droga del Sol es lo que tiene), hace unas semanas me he dado cuenta que hay ya muchas cosas que me hartan de estar aquí. Casi todo en relación a la manera en que (no) funcionan las cosas o el hermetismo parisino de la gente. Aunque llevar ya 4 meses y pico sin catar una caña o una charla con cualquiera esperando el bus, se nota.

Los temidos trámites necesarios para marcharse se van rellenando casilla a casilla con algo de pena, pero también con esperanza ya en lo que viene y en lo bueno que esto “ha” sido y aún está siendo para todas mis yos: la de antes, la de ahora y la que “viendra”.

Como siempre parece que me quedan algo tristes las entradas (normal acércandose ya los títulos de crédito), voy a poneros unas fotillos y unos breves comentarios de las quizá últimas escapaditas pour la France.

Fui a Rouen, que en español tiene un nombre menos élfico y más gañán: Ruán; donde descubrí que una ciudad pequeña no tiene por qué estar necesariamente muerta. Es una ciudad preciosísíma con sus casitas de vigas vistas y colorines. Y cómo no, su espectacular catedral sobre la cual Monet hizo más de 30 estudios de luz y que se ha convertido en mi favorita (reconozco que me siento un poco infiel para con Notre Dame!).
Y también decidí bañar mis pies un año después de hacerlo por Sevilla, sólo que al otro lado, en frío y gélido Atlántico. Digo los pies porque tras horas mirando el tiempo, decidimos ir a Dieppe porque sería el sitio que mejor haría; aunque eso no supuso que hiciese bueno xD

En fin, huyo ya a ver una peli, a no estudiar un examencillo de mañana de una que igual paso de convalidarme. Si hay cosas que no cambian de un país a otro, son las ganas de estudiar.

Vive la revolution espagnole!

19 May

Como estudiante de la rama de Ciencias de la Comunicación, estoy harta de oír y revisar las antiguas teorías de la comunicación y cómo han ido cambiando y evolucionando hasta llegar a incluir al receptor como parte del canal, generando un feedback entre los medios y los propios espectadores y a la vez “creadores” de contenido. Es decir, antes veíamos lo que nos ponían, y ahora podíamos ser escuchados directamente por los medios.

Hasta ahora no le había dado mayor imporancia, más allá de la satisfacción que puede darnos a nosotros como espectadores puntuar contenidos, quejarnos o alabarlos; todo ello siendo minuciosamente registrado por los propios medios para aumentar sus audiencias mientras nosotros nos despachábamos bien a gusto.

Pero algo ha cambiado.
Ya desde el domingo lo noté. Ahí estaba: ¡En mis manos! Una foto tomada en ese preciso momento en Madrid en la pantalla de mi móvil en París. Mi hermano allí; yo en mi cama. Kilómetros de distancia y dos realidades diferentes unidas por el avance tecnólogico y el 3G.

Decidí retomar la cuenta de Twitter para informarme de lo que se iba publicando, porque ni mucho menos era mi hermano el único que estaba registrando ése momento. Lo demás ya lo habréis visto: infinitud de fotos y vídeos que hacían que se me saltasen las lagrimillas por ver una plaza llena de gente reivindicando lo que quiere.

Al día siguiente mi vena estudiantil quiso comprobar el eco que se había hecho en los medios de dicho momento. La decepción fue mayúscula no sólo al ver que apenas le daban importancia, si no que parecía que algunos querían darle un aire de “jóvenes radicales que siempre la lían”.
Pero fíjate qué cosas que por el desalojo (justificado) de la gente en Sol después de la manifestación; la gente se volvió a reunir. Y otra vez apenas lo recogían los medios mientras que las cuentas de Twitter echaban humo.(#globalcamp #democraciarealya #acampadasol #spanishrevolution ..)

Y la actividad y su difusión no ha dejado de aumentar desde entonces… Llegando incluso hasta aquí, hasta París, donde un grupo en Facebook lleva coórdinandose desde ayer. Cuando ingresé éramos 90. 10 horas después ya 900!!
Todo ello bastante al margen al principio de los medios tradicionales, sólo gracias a las ganas de una ciudadanía armada con sus propios medios: móviles, cámaras, redes e internet.

Por primera vez realmente me siento orgullosa de decir que soy española al ver no sólo que la gente se moviliza, si no también de la capacidad de organización y de difusión que está consiguiendo a nivel nacional y mundial esta generación a la que ni políticos ni sociedad tenían en cuenta, y que sin embargo está demostrando que se puede luchar pacíficamente, uniéndose más allá de posturas políticas o creencias religiosas.

A las 20h nos reuniremos delante de la embajada Española para mostrar nuestro apoyo a todos los que estáis en España reuniéndoos y acampando por el cambio, y hacer ver a los medios y al mundo que fuera de nuestras fronteras hay mucha más gente que, a pesar de estar lejos, se siente unida en las reivindicaciones con todos vosotros.

Así que esta gallinita (que no es tan ciega después de todo) allí que irá, a ser los ojos del cambio en la ciudad de la revolución, cámara, móvil y 3G en mano (o pata).
De ahora en adelante, seguidme por twitter :)

Aquí. Ahora.

14 May

Autoretrato de luz y sombra 2

Y de repente mayo.
Realmente todo parece ser como imaginé hace un par de meses, esto va terriblemente deprisa.
Me he dado cuenta de que podría calificar mi erasmus como antes del Sol (a.S) y después del Sol (d.S). No sólo por el cambio en la rutina (de mucho a poco tiempo en casa) si no también por las relaciones.
Cuando empiezas tu erasmus (a.S) y como es lógico no dejas de conocer gente nueva, es todo entusiasmo y nuevas amistades. Pero ahora (d.S) que ya tengo mi vida “al 100%” aquí, que he interiorizado todo lo nuevo y diferente, sólo me apetece estar con los más allegados, con los que puedo llamar familia.
Las megareuniones me dan pereza y hasta cansan algunas veces. Simplemente quiero disfrutar de la confianza de poder estar en silencio, sin hacer nada, tirados en algún parque o habitación, sin tener que decir o hacer nada en especial con ellos. Aunque es algo que ya aprendí en los últimos años, últimamente he revalorizado la idea de que la universidad como etapa es una liberación en cuanto a la amistad. Dejas de estar rodeado por lo que no has escogido, por el ambiente “impuesto” y te das cuenta de que puedes empezar a escoger de quien rodearte, a pasar tiempo sólo con aquellas personas que aportan algo en tu vida. Y estoy muy contenta de que aquí también haya podido escoger a algunas personas :)

Los emails y mensajes pidiendo noticias se acumulan, y tengo que pediros a todos perdón por no contestar. Mis personas elegidas, sabéis quiénes sois, como también sabréis que os sigo queriendo igual de mucho. Sólo os pido un poquito más de paciencia. Necesito aciegarme del final durante un poquito más de tiempo. Aferrarme al ahora con los ojitos cerrados mientras me da el sol en la cara. Como ya hice el año pasado, estoy aprovechando todo lo que puedo del tiempo que me queda por aquí, estando a gusto, no necesariamente conociendo sitios o cosas nuevas, sino simplemente disfrutando; siendo feliz :). Así que estoy aplazando contestar en parte por ausencia de “novedad” y también por no querer mirar para adelante.
Se está tan agustito que todo lo anterior a París se me hace enormemente ajeno y sobretodo, lejano, como de otro tiempo, como si ya hubiese acabado y esto fuese la única realidad mientras que en verdad es algo bastante transitorio. Es muy raro…

Madríz, la universidad, mi antiguo piso, parecen a años luz. Pero curiosamente ayer estaba buscando una guía de la ciudad que regalarle a mi coloc por su cumple (hoy, felicidades Álex!) para cuando venga de visita en verano; y se me humedecían los ojillos con cada foto, con cada palabra castellana dando la nota; se me inflaba el pecho de emoción y de ganas… Me tiré una media hora sentada en el suelo viéndolas todas entre la morriña y el recuerdo…

Así que por fa, dejadme agarrarme un poquito más a mi ceguera… sólo un poquito más…
Os quiero a todos.

Gracias por seguir ahí :)

Pascuas, vacaciones, familia, amigos sol…

29 Abr

La casa a dos esquinas de la mía

y 11 días sin escribir y pensando que debería, para seguir creando esta burbuja en el tiempo y poder leerla cuando quiera y recordar esta época. Pero es lo que tiene estar agusto, que te apetece hacer tantas otras cosas que las que “tienes” que hacer las vas dejando :)

Finalmente tuve más vacaciones de Pascua de las que pensaba (aquí se celebran en plan bien, con familia y tal) y gracias al radiante sol, empecé a coger algo de colorcito en cara y brazos; y a intentarlo en las piernas ya que por fiiiin mis padres me han traído ropa veraniega. Aunque ahora se han puesto otra vez los días algo gris-París, pero ya volverán! Jo, la verdad es que tampoco sé mucho más que contar, porque sí he visto varias cosas nuevas como Invalides y Versalles; pero merecen entrada y miles de fotos a parte (prometo que lo haré para los que llegan al blog buscando cosillas de París). La sensación de que estoy ya va cuesta abajo y sin frenos ha pasado a ser una realidad al irse un mes de abril increíble en un abrir y cerrar de ojos.

Todo parece haber cambiado este mes, el clima, la gente, yo. He pasado de estar cómoda y agusto, a empezar a temer el regreso. Intento hacerme la despistada, pero todos los días hay algo que inevitablemente me hace pensar “Joder, es que por esto me quedaría aquí”. Y todos sabéis las ganas que tengo de volver a darle al botón Play de mi vida en Madríz, pero empiezo a apreciar esos detalles que me hacen querer a París. Esas cosas que me hacen sopesar durante algún momento mis declaraciones de no volver a vivir aquí por lo mal que funcionan millones de cosas.

El otro día salí en bermudas y camiseta de casa, andé 3 minutos y me metí en uno de esos millones de parquecitos que tienes cada 2 manzanas; me tiré en el cesped al Sol y empecé a leer Rayuela. El parque estaba totalmente lleno de niños, y sin embargo no molestaron en absoluto como seguramente harían en España, impidiéndome leer o dándome un balonazo. No. Aquí hay una sensación de tranquilidad, de armonía, de paz….  De algún modo ves a los papás con sus niños (casi siempre más de 2) que son felices, que no se dan voces ni tienen riñas; los nenes obedecen y si no, asumen su castigo, y luego a jugar juntos otra vez. Aquí hay algo, no sé. Hay una calidad de vida y una calma que en Madrid ahora no sé si llegué a sentir..

Ay… París, qué jodía eres… 

Encontrando el camino

20 Abr

Ya lo sé Ya lo sé!
Estoy perdíííííííía. Pero no es mi culpa! Es el Sol, que da calor y me obliga a seguir en esta racha de picnics y horas de charlas con guitarra!

En realidad he estado disfrutando de mis únicas vacaciones hasta Julio y mi “semana” de Pascua (4 días sin clase), y que acaban mañana voluntariamente. Sí amigos sí, voluntariamente! “Oh dios mío, cómo vas a ir a clase sin que te obliguen!?”

Mi querida bibliothèque

Pues la verdad es que es por algo que me emociona mucho mucho!
La semana pasada empecé una nueva clase muy importante para mí…. Desarrollo Sostenible y Comunicación!! Desde el momento que entré supe que iba a ser guay con una profesora alemana enseñando en inglés a alumnos franceses. Fue la primera vez que me “arrivaron” varias cosas:

1. Subidón porque por fin alguien tiene más acento que yo hablando inglés!!! Síii! (hasta ahora mis compañeros eran  quasibilingües/sin el quasi)

2. La profesora me trató como una Erasmus, diciéndome super amable cómo iban las cosas, “whatever you need just tell me” e incluso me presentó a la clase como la alumna guiri, ou yeah! Hasta el chico fashion de al lado se puso a hablar conmigo mega simpático (raro raro raro)!

3. Y por último pero no menos importante….
Sentí “ESTO es a lo que me quiero dedicar!!!”. Fueron 3 horas de clase de análisis, discusión, lecturas, vídeos, publicidad… Leímos el análisis de Greenpeace sobre el estado de las reservas de atún; el dossier de Ford de su “producción sostenible”, criticamos y analizamos las campañas de Nestlé y el aceite de palma; vimos el documental de La Historia del Agua Embotellada
Total, que casi se me saltan las lagrimillas si no hubiese sido porque llevaba con los ojos como platos siguiento a la profe desde el minuto 1.

Lo cual me lleva a la pregunta de nuevo de “Vale, muy bien, pero porqué vas a clase un día de vacaciones”. Sencillamente porque por desgracia sólo son 3 clases, y perdí la primera, así que como le dije que me encantaba todo esto, la profe me ha ofrecido ir a otra primera clase.
Y voy a ir bien a gusto!

Llevo cierto tiempo pensando que me gustaría orientarme hacia ése área, pero no sabía si de verdad estaría ya desarrollado. Ahora ya lo sé, y ha comenzado mi envío de currículums para prácticas o ver qué sale por ONGs y demás:)

Jo, qué liberación
qué emoción!
Creo que ya sé que quiero hacer de mayor!!!
:)

Les beaux jours

13 Abr

El día en que los japoneses celebran su florecimiento (Hanami)

Pues sí, esta vez tengo que declarar que mi ausencia bloguera y ciberespacial está más que justificada… Por fin llegaron los días buenos seguidos!!!
Las dos últimas semanas ha hecho un tiempo increíble, demasiado bueno incluso; tanto que me hacía desconfiar como si fuese una trampa. Más o menos no me he equivocado, porque de un día para otro hemos dejado de rozar los 30º a rozar apenas los 15º.

Así que el tiempo libre que he tenido, lo he aprovechado a estar al aire libre y disfrutar del sol, las camisetas cortas y las ventanas abiertas al llegar a casa :)

Fue todo un alegrón volver a recibir mensajes de quedadas de apperós en el Pont des Arts y verlo otra vez lleno de círculos de gente ingiriendo suculentas quiches de creación propia y bebiendo vino, mientras todo el mundo alrededor habla animadamente o canta canciones en lenguas que pocos entienden.

El Quai de la Seine no se ha escapado de estas invasiones (como podéis ver en la foto de los patitos que vi el otro día por el Pont de la Tournelle. Más moooonos…!!). Y es que en cuanto sale el Sol, París es invadida de picnics por cualquier zona propicia a la reunión y el papeo; más aún al cortar esa cinta de línea de meta que marcaba la época de los carteles de “Pelousse en répos d’hiver” (Hierba en reposo ibernal). Ha sido una especie de preparados-listos-ya!

Y aunque me perdí la Maratón de París a la que quería ir a echar fotillos y cotillear para comparar la organización con la de Madríz (en la que colaboré el año pasado de patinadora – primeros auxilios, réflex y vaselina en mano); el plan se sustituyó por uno bastante chulo. Fuimos de picnic al Parque de Sceaux, a las afueras, para celebrar el cumpleaños de Fabrizio. Como era domingo dije “bueno, tampoco será para tanto el parque”…. Pero sí lo era! Así que a falta de fotos, me obligo a volver para entraros más en detalle en otro momento!

Sobre las clases, MUCHA, repito MUCHA alegría! A pesar de haber sido dos semanas hasta arriba en lo que acabo unas y empiezo otras, tengo una de Semiología Publicitaria y otra de Técnicas Audiovisuales en las que analizamos películas plano por plano, debatimos, etc… Muy guay!!!

Así que mientras todo el mundo disfruta desde hace días de sus 2 vacaciones de Pascua, yo mañana termino con las exposés y trabajos, con una sobre un plan de Marketing en Redes Sociales para una empresa; así que voy a ello.

Os dejo con fotos de estos días

Castillos – Proyectos

3 Abr

La vida de un Erasmus, está llena de proyectos. Sobretodo de esos viajes que se piensan en alto o que se tildan de imprescindibles. Su formulación es atemporal:

Pasado
“Buah, pues cuando estés en París, tienes que ir a Bruselas! Y a Amsterdam!!! Que estás al lado y en tren llegas en nada!!”
Presente
“Puff…. Es que me vienen fatal las fechas, al final me voy a quedar sin ir a Amsterdam con las ganas que tengo acumuladas desde hace años… Pero eso sí, hay que aprovechar la dusvansánk* ahora que hace bueno para ir a Lil, Güán, Normadía… oh oh! Y a Ansí** que el otro día vi las fotos de Fulano y es precioso, además Pieggg es de allí!”

*carte 12-25, una tarjeta para viajar en tren tirado de precio
**Lille, Rouen, Annecy

La construcción de castillos en el aire es la especialidad de todo estudiante. Pero la realidad es otra cosa, al menos mi realidad. En poco acabaré las clases que empecé en enero y comenzaré las que de verdad tienen que ver con mi carrera y que no terminan hasta finales de Junio. Así que como pringui de un école de comercio que no puede faltar más de 4 veces por clase, mientras unos acaban sus clases, otras tienen que digerir con buen humor su futura ausencia de tiempo libre para gran parte de los chateaux que se había construido.
Pero tampoco me quejo tanto, el haber tenido hasta ahora sólo 2 días de clase este semestre me ha dejado aprovechar bastante tiempo para investigar París :)

Motivada por este nuevo comienzo escolar, he decidido inaugurar la temporada de patinaje a tope. Ou yeah!
Comenzó con los 26km de la famosa ruta de los viernes en patines con cientos de personas y una amiguita de visita (María!). Así que ya puedo decir que la hice entera y que no tiene nada que ver con la caña que metieron en la que dejé a medias en Noviembre. Esta vez conocí a 2 españoles, uno de ellos exErasmus que lleva aquí 10 años, y que me hablaron del que pienso hacer mi nuevo lugar de entrenamiento: el hipódromo del Bois de Boulogne.

Y es que para mi fin de Erasmus hay 2 grandes castillos:

– Las 24h de Le Mans en patines o cómo hacer 4,2km en menos de 10min con unos patines de Freeskate poco apropiados

– Y descubrir Suiza en patines con mi querida madridpatina! :)
Este viaje hace de puente entre mi despedida de París y mi retorno a Madríz y a la vida real; y aunque sea a primeros de Julio, la experiencia me dice que va a llegar antes de lo que imagino.

Sin olvidar otros castillos aún por confirmar por becas de Francés e Inglés, búsquedas de pisos en Madrid, mi regreso al hockey, y campamentos veraniegos!

Ayyy… el incierto futuro de la vida del estudiante..!

Aunque viéndolo así todo junto, no puedo evitar sentir cosquillitas de emoción en el pecho por tantos nuevos comienzos :)

Eje Erasmus París-Roma

27 Mar

Bueno bueno pues al final se me echó el tiempo encima y no pude actualizar a tiempo para decir que me iba a visitar a un colega de Erasmus a Roma.

Así que sí, heme aquí! No sin pasar el control de aduana más intensivo de todo el erasmus en Orly (adiós desmaquillante deliplus), el característico retraso de easyjet y una lección valiosa: activar el roaming de tu móvil gabacho (sí amigos, eso que en España no sabemos ni que se pueda activar; hacedlo por internet para evitar el susto de no poder usar el móvil más que como pisapapeles.)

El color de Roma

Me he venido a pelearme por el edredón con mi compañero de clase Pablo y a reunirme con el futuro arquitecto de Isaac + más amiguitos (a.k.a. abulensis). Así que muy bien y muy contenta de poder verlos, sobretodo a Isaac y Víctor que llevaba muchísimo sin verlos, y mucho que tardaremos en reunirnos otra vez entre fines de erasmus y probables veranos de curro/aprendiendo inglish.

En fin, no sé qué decir que he visto, porque llevo 4 días y creo que puedo decir que he visto “””todo””” a excepción de museos capitolinos y capilla Sixtina. Resultado: muchas fotos, mucha pasta, un meñique del pie totalmente rojito y pelado y un gemelo agarrotao.

Lo que más me está encantando de esta ciudad es precisamente lo que más me impresionó a priori: el caos de un mapa enoooooorme, con iglesias por todas partes, y calles que se mezclan y cruzan sin planificación alguna y que me recuerdan un poco a mi querida ciudad natal.

Aún no tengo fotos con mi jetuño para que no parezcan buscadas/robadas por google, así que para los cotillas, de momento tendréis que conformaros con las subidas a Flickr o al album de feisbuk.

Aún me quedan un par de días por aquí que me tomaré con muuucha calma y con ganas de volver a poder hablar en una lengua con la que sé comunicar cosas tan tontas como “Puedo usar X” o “Le importaría….”. Es curioso que te pregunten algo y te salga el francés por defecto como lengua asociada a idioma extranjero!
Un saludo a todos y muchas gracias a mis abulensis por venir y poder reunirnos en esta magnífica ciudad, porque os echo de menos mucho más de lo que pensaba, aunque sólo sea para hablar de temas escatológicos sin ningún tipo de pudor en la mesa :)
Alfombra de piedra

Promenade Plantée

18 Mar

Depués de haber estado toda la mañana liada con convalidaciones y horarios, aquí tenéis la entrada prometida del famoso Promenade Plantée.

Como os conté, yo lo conozco porque por él pasean los protagonistas de Antes del Atardecer y quise saber dónde se encontraba.
Para acceder, no es muy complicado ya que se encuentra muy cerca de Bastilla, cogiendo la rue de Lyon que rodea la ópera al sur; y al estar elevado es fácil de encontrar desde la calle si te topas con él.

Son alrededor de 4km de antigua vía férrea que un paisajista y un arquitecto (Mathieux y Vergely) decidieron convertir en parque. La vía servía para llegar a Sain-Maur, en los alrededores y atraviesa el 12ème arrondisement de Este (Bastilla) a Oeste (Bosque de Vincennes, del que ya os hablé aquí).

Confieso que me queda un pequeño último tramo para terminarlo, pero creo que podría dividir el paseo en dos partes:

Desde Bastilla, hasta que comienzan los túneles del tren y llegas a estar a nivel del suelo, e incluso por debajo. El punto que une las dos partes es un puente muy chulo que atraviesa una pradera de la que pienso disfrutar en cuanto acabe la temporada de “pelousse en répos” y que cada vez parece más cercano :D

La verdad es que me ha encantado el paseíto y estoy deseando recorrerlo entero marujeando con alguien y un buen solazo!

Los tres primeros días de esta semana tuvimos unas temperaturas totalmente increíbles, raspando los 20º y un sol radiante, lo que ha hecho que todo terminase por florecer e hiciese del paseo algo todavía más agradable. Así que entre las fotos también tenéis de las bonitas florecitas que me he ido encontrando por el camino. No pude sacar fotos de esto, pero juro que aún con un tiempo de manga corta, los parisinos se resistían a quitarse sus abrigos negros y bufandas grises… son auténticos esclavos de su imagen!

Bueno, eso es todo por hoy, creo que ahora los que tienen el sol sois los españoles, así que aprovechadlo bien, que yo a mí me ha dado la vida estos 3 días! En 5 días estaré en Roma, confío en que allí tampoco escasee :P

Buen finde!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: